viernes, 4 de diciembre de 2015

COCINA SLOW PARA TIEMPOS MODERNOS

Inuguramos nuestro pequeño rincón gastronomico con Mia, de Albahaca Fresca,  española residente en Italia que nos va a transportar con sus deliciosas recetas y de la que vamos a aprender un montón.
Ha sido a través de ella como hemos conocido Slow Food. Un movimiento internacional nacido en Italia en los años 80, que se contrapone a la estandarización del gusto en la gastronomía, y promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimiento. Opera en todos los continentes por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicasregionales, con sus productos y métodos de cultivación. El símbolo de Slow Food es el caracol, emblema de la lentitud. 

Algunas pautas que nos da Albahaca Fresca
-Compra ingredientes enteros -Evita los alimentos procesados con una larga lista de ingredientes en su envase. Consume comida real. Un consejo que le dio una amiga nutricionista: “Si un producto envasado tiene más de tres ingredientes, mejor no te lo comas”

-Cultiva algún alimento. Aún que sea en la repisa de tu ventana. Afortunadamente, existe muchísima información sobre los huertos urbanos, por lo que no tenemos excusas para no cultivar algo, por pequeño que sea. Puedes empezar con las hierbas aromáticas que más utilices. 

-Siempre que sea posible conoce la historia detrás del alimento que has comprado Por ejemplo, ¿Sabes lo antigua qué es la utilización de hierbas aromáticas? ¿Sabes que las patatas y el tomate, alimentos tan comúnes hoy en día, fueron una auténtica revolución cuando llegaron a Europa tras la colonización? 

-Compra comida local, averigua que es lo que te da cada estación. Te sorprenderás al ver la cantidad de frutas y verduras que nos ofrece la naturaleza en cada estación y lo sabia que es. 

-Aprende sobre la historia de la cocina del lugar en el que vives ¿Qué mejor forma de entender una cultura, un país y un lugar que a través de su comida? ¿Sabes cuánta historia hay detrás de cada plato que preparas? 

-Cocina y júntate a comer con otras personas, no sólo familiares y amigos, de esta forma enriquecerás tu cocina aportando nuevas perspectivas y sabores.

-Por último, educa el gusto por la comida- Es la única forma de evitar los fraudes alimenticios y la mediocridad de la comida, además, de ser algo bien agradable. 





Imágenes: Albahaca Fresca
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig