martes, 8 de diciembre de 2015

EL BOLSO PERFECTO



Al igual que los zapatos, los bolsos nos vuelven locas. Podrías tener miles, uno para cada ocasión y todavía serían “insuficientes”. Sin embargo, siempre tenemos “nuestro favorito”. Ese bolso que es el más cómodo, no es ni muy grande ni pequeño, te cabe de todo, pesa poco, tiene cierres amigables y lo puedes combinar con cualquier tipo de ropa. 
Como sabemos que es difícil elegir uno entre mil tentaciones, hoy te asesoramos para ayudarte a hacer la mejor compra. 10 consejos para saber qué bolso comprar: 





1. Qué bolso elegir según tu cuerpo: La clave es compensar las líneas y curvas del cuerpo. Tienes que elegir un bolso o bandolera con la forma opuesta a tu figura. Si eres una mujer alta y tienes una figura sin muchas curvas, puedes elegir un bolso grande, pero si eres baja y menudita los bolsos pequeños te vendrán como anillo al dedo. Y si a las delgadas les favorecen más las formas curvas, por el contrario, a las mujeres con curvas les lucen más los bolsos rectos. 

2. Longitud del bolso: Evita ponerte el bolso, mochila o bandolera a la altura de la parte de tu cuerpo más voluminosa. Así, no resaltarás esa zona en la que no quieres que otros se fijen. Además, tienes bolsos que ofrecen la posibilidad de regular la altura del mismo. Los bolsos deben ser accesorios que realcen nuestra figura, no al contrario. 

3. Un bolso para cada ocasión: No es lo mismo el día a día, ir al trabajo o ir a una fiesta de noche. Por eso, deberás fijarte para qué ocasión necesitas el bolso: Un bolso cruzado y fácil de llevar es adecuado para lucirlo tanto de día como de noche, para ir a la oficina o para acudir a una cita por la noche. Un shopping bag es el perfecto aliado para mujeres que tienen un ritmo de vida vertiginoso y que no saben cuándo van a pasar por casa. 
Así, podrás llevar mil cosas encima como; móvil, tablet, agenda, neceser, gafas de sol… y estar preparada para cualquier imprevisto. Un bolso estilo “my lady” o “de mano” es la mejor opción para cuando quieras sentirte más femenina. Es un bolso más pequeño que un shopping bag, pero tiene también muchas funcionalidades. Aporta un distinción a tu conjunto diario de camiseta y vaqueros. 
Elige una bandolera, un bolso hobbo o una mochila para un estilo más casual. Es igual de versátil y tiene un punto de comodidad que quizá no tengan los demás. Ahora mismo está muy de moda. Para las mujeres más bohemias que buscan un look desenfadado es el tipo de bolso ideal. Tiene gran capacidad para llevar todo lo que necesites e incluir todos los “por si acaso” que quieras. 

4. El color: A veces las tendencias marcan colores muy llamativos o estampados. Puedes elegir un accesorio de temporada sin miedo, pero si lo que buscas es poder llevarlo a cualquier parte y en cualquier ocasión, guíate por colores neutros. El negro, beige, gris, plata, crudo, blanco, camel, azul marino, café, marrón… 





5. Cuál es tu estilo: No te olvides de mirar hacia adentro y conocer qué es lo que te queda mejor según tu personalidad. Hay bolsos clásicos, vintage o retro, ochenteros, atrevidos con formas graciosas, elegantes y minimalistas (colores planos), estampados, modernos, casual. Ten en cuenta tu personalidad y con cuál te ves más guapa. 

6. Materiales y acabados: Hay mujeres que tenemos que llevar de todo en nuestros bolsos, mochilas o carteras, para hacer frente a nuestro día a día, así que fíjate en que las tiras de los bolsos sean gruesas y con las costuras bien acabadas, si no quieres tener un disgusto. Mira también si se pueden lavar. Y si no quieres estar pendiente del lavado, los bolsos de cuero son más resistentes y no requieren mucha limpieza. Si eres una persona más informal, puedes elegir varios tipos de materiales como el plástico, la tela, etc. ideales para el day and day. Invierte bien tu dinero según el uso que le vayas a dar al bolso. 

7. El tamaño del bolso también es importante: Elige el que más se ajuste a tus necesidades, busca bolsos con tamaños óptimos para llevar en el día a día. 





8. ¿Qué es mejor, el cierre con cremallera o con imán? Pues hay opiniones para todos los gustos. El cierre con cremallera es más seguro, pero el cierre con imán te permite abrir tu bolso con mayor rapidez y permite diseños más alternativos. Sin embargo, el imán puede desimantar tus tarjetas. Así que nuevamente, tendrás que valorar el uso que quieras darle. 

9. Prioriza la funcionalidad que le quieras dar al bolso: Evita comprar un bolso con un fondo infinito, ya que podrías volverte loca intentando encontrar las llaves, el pintalabios o la cartera. Una elección práctica pueden ser aquellos bolsos que tienen varios compartimentos ya que ayudan a la organización de las cosas que llevas. Uno para el móvil, otro para la cartera, las llaves, el tarjetero, bolso exterior más accesible, etc. 

10. El contraste en tu look: Si vas a basar tu elección de bolso para que combine con tu look, debes saber que ahora se lleva más el contraste. Si eres una apasionada de los ‘animal print’ y otros estampados, te recomendamos que la ropa vaya en la misma tonalidad y los zapatos en liso con uno de los colores del bolso. Por ejemplo; si tu accesorio es de leopardo, le iría muy bien ropa de colores neutros; como crema o beige, o los oscuros; gris y negro. Y el calzado podría ser marrón o negro. Por otro lado, recuerda que los bolsos con colores neutros que decíamos antes, combinan con todo. Y sobre todo, ten en cuenta que tiene que ser un flechazo a primera vista, eso nunca falla. Si te ves guapa, no lo dudes, cómpratelo.







Imágenes: Sandra Semburg 
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig