miércoles, 2 de diciembre de 2015

THREE FEELINGS, EL RENACER DE LA CALIGRAFÍA


No es fácil convertir el arte casi olvidado de la caligrafía en un modo de vida en pleno siglo XXI. Este es el caso del estudio de diseño Three Feelings, que ha modernizado la caligrafía y el lettering (el arte de dibujar palabras) y les ha aplicado nuevos usos como por ejemplo la decoración de bodas o fiestas, cartelería o, incluso, el diseño de páginas web. 

El estudio de diseño Three Feelings tiene adn español, pero se gestó y nació en Nueva York, en Estados Unidos, en 2013. Detrás está Laura Massana (diseñadora gráfica, 1989) y Frede Garcia (programador, 1987). Los dos dejaron España con el objetivo de crecer a nivel profesional. Laura Massana es la especialista en caligrafía y lettering y, aunque se considera autodidacta, en Nueva York se formó con expertos de estas dos disciplinas como por ejemplo Ken Barber, Paul Shaw y Laura Hooper. A parte de los cursos de caligrafía y lettering, desde Three Feelings también hacen páginas web y tienen una tienda online donde venden kits de caligrafía con materiales que importan desde Estados Unidos, entre otros productos.

En Three Feelings también enseñan los secretos de las técnicas de la caligrafía y el lettering en diferentes cursos y talleres. La caligrafía es el arte de escribir de manera artística a partir de diferentes alfabetos (gótico, romano, etc.), que piden del conocimiento de unas técnicas muy concretas. En el caso de Three Feelings, están especializados en la caligrafía moderna, derivada de la caligrafía inglesa que viene del alfabeto de Cooperplate (siglo XVIII). Para hacerla, utilizan herramientas que ya usaban antiguamente los escribas como por ejemplo la pluma y la tinta, materiales que ellos mismos importan de las principales marcas americanas como Hunt o Speedball. 



El lettering, en cambio, va más allá de la caligrafía ya que consiste en el arte de dibujar letras, palabras y frases con el objetivo de hacer una composición y conseguir una imagen o póster. En este caso, las herramientas utilizadas son más modernas ya que se pueden usar diferentes tipos de rotuladores, tizas o, incluso, bolígrafos. Además, se puede aplicar sobre diversas superficies como pizarras, paredes o cristales y espejos. Este tipo de técnica exige conocimientos de tipografía para poder combinar tipos de letra diferentes para conseguir la composición más adecuada para cada caso. 
Cada vez son más las personas interesadas en aprender estas dos técnicas ya que les permiten conectar con ellos mismos, explorar la parte más creativa y, en definitiva, poner una parte de su alma en sus creaciones. Y es que muchos de los asistentes encuentran en los cursos de caligrafía y lettering una manera de decorar su casa, hacerse ellos mismos las invitaciones de boda o personalizar sus fiestas o eventos.

Por eso, desde Three Feelings ofrecen cursos presenciales donde enseñantanto caligrafía como lettering. En el caso de los talleres de escritura con pluma, tienen una duración de 3 horas donde los asistentes aprenden, a partir de una base muy técnica, a hacer el alfabeto inglés básico y también a utilizar la pluma y la tinta para comenzar a escribir. 
Después, está en tus manos evolucionar y personalizar tu caligrafía ya que el secreto de esta técnica es la práctica y la paciencia, aseguran desde el estudio de diseño. En el caso de los cursos de lettering, no se enseña a escribir sino que se explican las bases de composición y cuál debe ser el proceso creativo para conseguir el resultado esperado. 







Imágenes: Three Feelings
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig