martes, 6 de septiembre de 2016

CASA EN EXTREMADURA by ÁBATON

 
Situado al abrigo de la sierra de Gredos, la belleza del paisaje ha sido determinante en la rehabilitación de este establo reconvertido en una vivienda familiar. La coherencia y el respeto con el entorno han marcado el trabajo de Ábaton hasta el punto de presentar el proyecto como una “no intervención en el territorio” cuyo trabajo ha consistido en “repetir la volumetría y los materiales existentes”, proporcionando a todos los interiores de la casa vistas del esplendido lugar donde se ubica.

De todos modos, tampoco era necesaria una gran intervención pues tras estudiar laorientación del establo y la tipología del entorno, el equipo de Ábaton se dio cuenta de que se trataba de una edificación “más inteligente de lo que a simple vista podía parecer”.El trabajo, pues, ha consistido en construir un gran espacio central destinado al salón y la cocina, alrededor del cual se sitúan el resto de estancias de la casa. La fachada se ha abierto norte-sur para aumentar las vistas con el exterior, logrando una mayor conexión entre la vivienda y la naturaleza.
También se han abierto grandes ventanales en las fachadas laterales. La apertura afecta a las dos plantas en las que se divide la casa, si bien en la planta baja el ventanal también sirve de acceso al exterior.

Piedra, cemento, hierro y vidrio son los materiales básicos utilizados. Se ha respetado la estructura de piedra original (con cubierta de tejas) y se ha empleado piedra en elementos decorativos como el lavabo del baño principal. El hierro se ha utilizado para los pilares y el acceso que comunica las estancias de la segunda planta. Para la escalera, sin embargo, han recurrido al mármol. El cemento, por su parte, se ha dejado a la vista en algunas zonas de la casa así como en las paredes del baño principal.

También destaca la madera, protagonista en parte de los cerramientos y el techo, y en la mayoría de los muebles. Batavia, la firma con la que colabora Ábaton habitualmente, se ha encargado del mobiliario.El blanco de las paredes, el gris del cemento y la piedra, y la suavidad de la madera logran como resultado final un espacio relajado y luminoso, donde los diseños más actuales conviven con piezas de mobiliario de estilo más rústico.
 
Aunque de manera natural la vivienda estérmicamente estable, se solucionaron los problemas derivados de la falta de suministros de electricidad y agua corriente mediante los sistemas de sostenibilidad que Ábaton aplica a todos sus proyectos: se diseñó un sistema de paneles solares con acumuladores que permite el suministro de energía en verano; se instalaron turbinas que aprovechan el cauce de dos arroyos que pasan por la finca y que nutren de corriente eléctrica a los acumuladores en invierno. Una de las terrazas de cultivo se convierte en alberca, piscina natural por la que corre el agua de manera constante y que sirve de riego para los pastos. Ningún interior se priva de las vistas del lugar en el que se ubica.













Fotos: Belén Imaz Vía: Abaton

Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig