miércoles, 21 de septiembre de 2016

OUT MY WINDOW by GAIL ALBERT- HALABAN


Estamos acostumbrados a vivir en la ciudad, en muchos casos en torres de apartamentos, en los que realmente no conocemos a quien tenemos al lado, eso no quere decir que nuestras vidas no esten entrelazadas. 
Nos familiarizamos con ruidos de al lado, los sonidos reconfortantes de una suelo que cruje o un baño en preparación, pero detrás de esto hay historias reales de gente que vive a sólo unas pocas respiraciones distancia nuestra de la en la mayoría de las ocasiones sólo podemos adivinar, por veces la captura de un vistazo, o incluso una larga mirada de familiaridad individual, a través de una ventana abierta iluminada. Son estas rebanadas de la vida cotidiana que ofrecen escenarios perfectos para Gail Albert-Halaban , una fotógrafa con sede en Nueva York. 

Hoy nos detenemos en su proyecto "Por la ventana ". Todo comenzó hace unos años, cuando el bebé recién nacido del fotógrafa, la despertaba a horas aleatorias durante la noche, fue entonces cuando de forma totalmente voyeurista empezó a sentirse atraida por los que la rodeaban. 
La naturaleza humana nos invita al boyeurismo, a la casi perversión de mirar sin ser vistos, y Gail Albert nos otorga esos momentos en su colección. Con las fachadas y edificios de Nueva York de fondo ajeno a las escenas retratadas, la autora recrea momentos íntimos, personales, ante la grandeza y la belleza urbanita. Parece que el reloj se ha detenido durante unos segundos en los protagonistas de las imágenes.
Ventanas indiscretas.














Fotos: Gail Albert-Halaban
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig