martes, 21 de agosto de 2018

CASA DE VACACIONES EN CANTABRIA


Hoy visitamos una esta maravilla de casa de piedra de 1754 refugio de vacaciones del diseñador de muebles y esculturas Nikolas Piper. Una preciosa casona solariega típica de Cantabria que encontró y reformó hace casi diez años en el valle cántabro de Buelna, un entorno natural privilegiado que discurre a lo largo del río Besaya donde conviven estilo rústico y moderno a la perfección una típica casona cántabra 
que tuvo que ser reconstruida por 
completo, debido a su estado prácticamente 
en ruinas. 
 
Para mantener todo su encanto y 
la integración con el entorno, se ha respetado fielmente toda la arquitectura exterior.
Por fuera se ha respetado mucho las líneas y la arquitectura cántabra, pero por dentro Nikolas y su mujer han dado un giro totalmente 
diferente, sobre todo buscando la luz y los espacios abiertos. La decoración no responde a ningún estilo concreto, sino más bien a la trayectoria vital de sus dueños.
 











Vía Elle.es Fotos: Manolo Yllera
Share:

viernes, 17 de agosto de 2018

CASA SOLARO


Siempre hemos querido unas vacaciones en la maravillosa Capri pero ahora el deseo se ha profundizado mas aún. Después de haber visitado virtualmente Casa Solaro, una casa de vacaciones en Capri, Italia, nos hemos enamorado mas aún de esta maravillosa isla. 

Esta casa diseñada por Matteo Thun & Partners es simplemente ideal. Es fácil vernos en ella bebiendo un campari y refrescos en el maravilloso sofá con vistas al mar al atardecer. 
Resultan ideal todos los sutiles estallidos de colores brillantes contra el lienzo en blanco que se han creado en sus interiores. 
Ya podéis empezar a soñar con nosotros después de ver esta belleza de casa en materializar nuestro sueño. 
Feliz fin de semana!!




















Fotos: Albeli Rentals
Share:

jueves, 16 de agosto de 2018

Pensão Agrícola


Pensão Agrícola es un pequeño hotel rural de solo seis habitaciones, ubicado entre la histórica ciudad de Tavira y Cacela Velha, un pintoresco pueblo pesquero en lo alto de un acantilado en Portugal. La casa de campo original fue construida en 1920 como un regalo de bodas a la única hija de los propietarios y se mantuvo como una granja de trabajo hasta 1970. 

Después de 40 años de abandono, los recuerdos de aquellos tiempos más prósperos se han conservado e incorporado en el proyecto arquitectónico actual de Atelier Rua.
En la sombreada terraza junto a la casa de campo, los huéspedes pueden disfrutar de un delicioso y generoso desayuno o tomar otras comidas ligeras en la piscina de inmersión. Gracias al ojo de los propietarios por los detalles y el cuidado para preservar las preciosas curiosidades, cada habitación es un deleite mínimo, con detalles cuidadosamente considerados como lámparas industriales de los años 1940 y 50 y piezas de artistas locales como Joana Astolfi y Márcio Vilela.









 













 
Share:
© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig