jueves, 5 de abril de 2018

RÓMOLA

 
Con un diseño de lo mas rompedor nos hemos encontrado Rómola. El estudio del arquitecto Andrés Jaque firma un espacio transformado en una oda al arte y a la belleza, con referencias a la historia clásica. La planta de acceso se estructura en dos alturas que permiten la diferenciación de espacios: un primer área para disfrutar de algo dulce o picar entre horas, en la que cristales abatibles tornan el ambiente en una semi-terraza bajo una magnífica lámpara circular; y una zona principal, a modo de templo, coronada por vertiginosas piezas de mármol estatuario y detalles vegetales, que conviven con asientos de estructura metálica tapizados en verde oliva. 

En la planta baja, la cocina se descubre a la vista del comensal y convierte el espacio en testigo de un verdadero espectáculo entre fogones. Clasicismo dentro de un contraste de materiales como roble, terciopelo, acabados dicroicos y mármol. 

Además Rómola va un paso más allá y brinda la posibilidad de disfrutar de los sabores más intensos sin renunciar a la salud y el bienestar, un innovador concepto que se da la mano con la estética y la belleza. Ninguna de las recetas contiene azúcares añadidos, grasas trans, ni harinas refinadas; en su lugar, el toque dulce se logra con la utilización de diversos purés de fruta, dátiles o siropes naturales como el de agave. 
De esta forma, ninguna de sus piezas alcanza las 350 calorías permitiendo darse un capricho con total libertad sin preocupaciones ni sentimientos de culpa. Además, este restaurante ofrece diversas maneras de sorprender a esa persona especial, tanto en el local como allá donde se desee, gracias a la posibilidad de su repostería para llevar.








RÓMOLA
C/ Hermosilla, 4
Madrid

Fotos: Rómola
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig