martes, 22 de mayo de 2018

CLÁSICA MODERNIDAD



La estética japonesa es evidente en la casa de Carina Baumann Petersen en Copenhague. Una casa que su propietaria define como "japanomani-escandinava", ya que en ella queda totalmente patente el legado de la abuela  de la propietaria de origen japonés, por lo encontramos muchas referencias al estilo japonés y asiático.

En el apartamento, la elegancia clásica, se funde en un dispositivo relajante, hermoso y armonioso. Las habitaciones son grandes y luminosas.  Es bastante difícil imaginar que el espacioso y acogedor apartamento una vez tuvo salas de estar de color naranja con cajas y alfombras en todas las habitaciones, excepto en la cocina. Por lo tanto, las capas correctas se han aplicado a las capas de la superficie: los suelos se han lijado y las paredes se han pintado en tonos brillantes y bellos de azul y blanco. 

En el dormitorio, por otro lado, se conservaba una apariencia de desnudez que aparecía dando lugar a una superficie muy hermosa cuando las capas de pintura y el papel de la pared se raspaban. La mayoría de las piezas de mobiliario se han encontrado en ventas de garaje, subastas en línea y tiendas de antigüedades, siendo el kimono de su abuela, la propiedad más querida de Carina.









Fotos: Andrea Papini Vía Elle Decor
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig