martes, 7 de enero de 2020

CALIDO Y ACOGEDOR APARATAMENTO EN VILNIUS


Lo prometido es deuda. Estamos de vuelta y además lo hacemos por todo lo alto con este apartamento de 150 m² está ubicado en un edificio de apartamentos del siglo XIX en el centro de Vilnius (Lituania).
Se encuentra en la planta baja y ocupa las instalaciones de un antiguo restaurante. Cinco ventanas de la casa dan al patio, y las cuatro restantes miran a la pintoresca calle principal de la ciudad, la Avenida Gediminas, que también está completamente construida con edificios de los siglos XIX y principios del XX. A pesar de que esta es la calle principal de la ciudad, el tráfico aquí no es muy intenso: es limitado durante el día y está completamente cerrado por la tarde y por la noche.
  
La reforma ha sido llevada a cabo por Olga Kondratova, lincenciada en derechoque decidió seguir un rumbo totalmente diferente al de su campo original. Tomó clases particulares de historia del arte, diseño arquitectónico, pintura, composición, por lo que entró sin problemas en la profesión de diseñador de interiores.

El espacio del apartamento se dividió en dos bloques. En el primero se organizó una gran sala de estar con tres ventanas. Esta sala está enfilada y conectada a la biblioteca, que también sirve como oficina. También en el mismo bloque un hall de entrada, un vestidor adicional y un baño de invitados con ducha.

La segunda parte del apartamento es privada. Dispone de cocina-comedor, tres dormitorios, un baño y un vestidor. La cocina está equipada de forma interesante: se han diseñado puertas correderas especiales. Cuando no está en uso, se puede ocultar completamente a los invitados.

En el bloque privado, las habitaciones están interconectadas con una suite que corre a lo largo de las ventanas, de esta manera se ha logarado eliminar pasillos innecesarios. Además, si se mira fuera de cualquier habitación, todas las ventanas son visibles a la vez. 
Debido al conveniente sistema de transición de una habitación a otra, el apartamento se puede transformar fácilmente si se producen cambios en la familia con el tiempo.
El estilo decorativo destaca por las paredes blancas, las molduras de yeso, molduras de estuco y las puertas clásicas de roble que crean una imagen interesante. El interior está hecho con respecto a la época pasada, pero sin renunciar a toques estéticos de lo mas actuales. Los muebles con formas simples y tapicería sin patrones coloridos le dan un toque moderno.














Fotos: AD Rusia
Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Revista DolceVita | All rights reserved.
Blogger Template Designed by pipdig